“El padre de la ciencia del Cannabis” El Prof. Raphael Mechoulam

Raphael Mechoulam, es profesor de Química Médica y Productos Naturales en la Universidad Hebrea de Jerusalén, Israel. Es la figura más importante en la investigación del cannabis. En 1964, aisló, determinó la estructura y la síntesis total de la molécula Δ9-tetrahidrocannabinol (THC), su principal ingrediente activo. Trabajó en el descubrimiento del sistema endocannabinoide del cerebro humano y en su laboratorio, hasta hoy, estudian el potencial de la planta.

 

¿Porque decidió estudiar al cannabis?

Al leer la literatura antigua sobre el cannabis me sorprendió notar que desde el punto de vista moderno el campo estaba maduro para una nueva investigación, siendo que desde la década de 1960 estaba casi totalmente abandonada. El compuesto activo no había sido identificado y, por lo tanto, no se hacía ningún trabajo sobre su farmacología o sus efectos clínicos.

 

¿Qué dificultades enfrentó?

El cannabis era una sustancia ilícita y no estaba fácilmente disponible para los científicos en la mayoría de los países. Aún cuando obtenida legalmente, precauciones especiales de seguridad debían llevarse a cabo. Sin embargo, en Israel no he tenido particular problema trabajando con cannabis. Mi investigación fue aprobada por el Ministerio de Salud y el cannabis fue oficialmente donado a mí de parte de la policía (como “hachís”, que había sido introducido de contrabando y posteriormente incautado).

 

¿Cual es el mayor potencial que pueda detectar o predecir del cannabis?

Hay varios componentes activos que ya han demostrado tener efectos terapéuticos beneficiosos. Así, junto con un grupo brasileño, hemos publicado los efectos del cannabidiol (CBD) en la epilepsia. Hay ensayos positivos en humanos con CBD en esquizofrenia, ansiedad, injerto – versus – enfermedad huésped. Con THC también hay ensayos positivos en humanos en la mejora del apetito, post trauma, náuseas y vómitos producidos por la quimioterapia en tratamientos contra el cáncer. Hay muchos otros campos donde existen datos detallados de animales pero no hay datos humanos, tales como varios tipos de cáncer, diabetes tipo 1, artritis reumatoide y otras enfermedades autoinmunes.

 

¿Cuál es su recomendación a los investigadores uruguayos que están empezando su camino en la investigación del cannabis?

Sugiero avanzar con la investigación clínica en aquellas enfermedades donde el trabajo en animales ha mostrado que los cannabinoides son de un gran potencial terapéutico y ningún trabajo clínico se ha realizado aún.

Deja una respuesta