Farmacias de Uruguay piden mantener exclusividad en venta de marihuana

El Centro de Farmacias de Montevideo solicitar√° una nueva reuni√≥n con autoridades del Instituto de Regulaci√≥n y Control del Cannabis (IRCCA) para reclamar que la venta de marihuana contin√ļe siendo exclusiva para este tipo de comercios como lo establece la ley aprobada en 2013.

El representante legal de las tres farmacias que contin√ļan vendiendo marihuana en Montevideo, Pablo Dur√°n, dijo que la gremial rechaza la propuesta del gobierno de permitir que otro tipo de empresas puedan comercializar esta droga y considera que se deben buscar mecanismos para que estas puedan operar a pesar de que los bancos se nieguen a tenerlos como clientes.

¬ęLa ley es clara en que deben ser espec√≠ficamente las farmacias las que vendan la droga e incluso se les exige como requisito tener una habilitaci√≥n de Salud P√ļblica de dos a√Īos de antig√ľedad¬Ľ, se√Īal√≥ Dur√°n.

El abogado dijo que si los legisladores que votaron a favor de esta normativa tuvieron en cuenta que sean las farmacias las encargadas del dispendio al p√ļblico general, entonces una modificaci√≥n como esta se deber√≠a analizar en el Parlamento y no puede resolverse por decreto.

¬ęLas farmacias quieren que se les d√© una forma de operar, porque acondicionaron sus locales para poder vender. Parece injusto que se deje a la farmacia¬Ľ, agreg√≥.

El prosecretario de la Presidencia y director del IRCCA, Juan Andr√©s Roballo, anunci√≥ la semana pasada que el gobierno habilitar√° nuevos comercios para vender marihuana como forma de ¬ęmejorar las condiciones¬Ľ del expendio y que ¬ępueda llegar a los consumidores¬Ľ.

Es que al momento cinco de las 16 farmacias que iniciaron la venta en julio decidieron dejar de hacerlo debido a que los bancos con los que operan comenzaron a cerrar sus cuentas.

Dur√°n dijo que las tres farmacias de Montevideo que siguen vendiendo est√°n haciendo una ¬ęapuesta grande¬Ľ, dada la restricci√≥n bancaria que supone esa actividad, y asegur√≥ que ninguna tiene previsto darse de baja.

Fuente: El Observador

Deja una respuesta