Mundo cannabinoide

No todo es THC y CBD en la planta, hay más de cien cannabinoides. El Tetrahidrocannabivarín y el Cannabigerol muestran su enorme potencial.                

Cuando hablamos de los componentes del cannabis solemos centrarnos en el THC en el cannabis recreativo y el CBD en el medicinal. Sin embargo, se han descubierto más de 100 cannabinoides al día de hoy.

Cannabigerol (CBG)

El CBG se descubrió por primera vez en 1964, como un constituyente del hachís. Está compuesto de ácido cannabigerólico (CBGA), uno de los primeros cannabinoides que se forman en la planta de cannabis.

A medida que la planta madura, sus enzimas convierten el CBGA en una gran variedad de ácidos cannabinoides como el THCA, el CBDA y el CBCA. Mediante los procesos de secado, curado y la aplicación de calor, la mayoría de cannabinoides se transforman en versiones no ácidas como el THC, el CBD y el CBC.

El Cannabigerol se encuentra en concentraciones m√°s altas en el c√°√Īamo que en las plantas cultivadas por su alto contenido en THC. Las variedades aut√≥ctonas de la India podr√≠an contener una mayor concentraci√≥n de CBG. Para obtener un mayor contenido de CBG, se recomienda cosechar las plantas cuando hayan transcurrido tres cuartas partes de su ciclo de floraci√≥n.

El Cannabigerol ha demostrado que alivia la presión interocular y puede ser de beneficio en el tratamiento del glaucoma. También se puede utilizar para tratar la enfermedad inflamatoria intestinal. El CBG inhibe la actividad del neurotransmisor GABA en el cerebro, lo que reduce la ansiedad y la tensión muscular.

En el a√Īo 2014, investigadores italianos descubren que el CBG interact√ļa con ciertos objetivos implicados en la carcinog√©nesis, inhibiendo de forma efectiva el desarrollo del c√°ncer de colon. Mediante un seguimiento cercano del desarrollo de las c√©lulas cancer√≠genas en ratones sometidos a un tratamiento con CBG, se comprob√≥ que este cannabinoide fue capaz de inhibir el crecimiento de tumores.

También se ha comprobado en estudios clínicos de pacientes con cáncer, en los que se ve aumentada la autofagia, la inhibición de la proliferación de células cancerígenas, de la adhesión celular, así como la inhibición de migración e invasión de estas células.

En 1996 se descubrió que el CBG tiene un efecto parecido sobre el melanoma, reduciendo de forma significativa el crecimiento de las células cancerígenas en la piel.

Tetrahidrocannabivarín

El tetrahidrocannabivar√≠n (THCV), tradicionalmente se encuentra en peque√Īas cantidades en las variedades de cannabis de √Āfrica Meridional. Actualmente se encuentra bajo investigaci√≥n como tratamiento para el s√≠ndrome metab√≥lico, considerado a menudo como preludio del desarrollo de diabetes tipo II.

En un estudio clínico realizado por GW Pharmaceuticals con THCV, el cannabinoide oral mostró una evidencia consistente de los efectos anti-diabéticos en 62 personas que sufren diabetes tipo II. Entre otros efectos positivos el THCV produjo una reducción del nivel de glucosa en plasma en ayunas con un aumento de la insulina en ayunas y mejoró la función de las células beta del páncreas, productoras de la insulina.

Deja una respuesta